GAS

Algo con lo que nos podemos encontrar en una amplia mayoría de los productos alimentarios es el hinchazón del envase, lo que da muy mala imagen frente al consumidor.

Esto, que podemos detectar de manera muy visual en cualquier lineal, se debe a un desarrollo microbiano que sucede en el producto final. Las bacterias, heterofermentativas en este caso, o las levaduras proliferan y generan gases que se acumulan dentro del envase, haciendo que el aspecto aparezca hinchado y voluptuoso. El producto ha fermentado, se ha deteriorado y por tanto ha de evitarse su consumo.

Puede pasar por una rotura de cadena de frío que tú no controlas, o simplemente que empiece a repasar repetidamente en un producto que antes no pasaba. Los conservantes naturales Amerex, al controlar el desarrollo microbiano, solucionan este tipo de problemas. Puedes verlo en la siguiente imagen en un producto sometido a temperaturas extremas para acelerar el proceso, y tenemos muchos más ejemplos. Contáctanos si te interesa.