EXUDADO / SINÉRESIS

Uno de los fenómenos que más se asocia por parte de los consumidores a un mal estado del alimento en general, y que por tanto afecta a la decisión de compra y a la imagen del fabricante, es la sinéresis en un producto alimentario.

La sinéresis consiste en una separación de fases que deviene en una migración de agua, desde el interior del producto al exterior (exudado). No solo es un termómetro de que tu alimento está cambiando por fermentaciones no deseadas, sino que este agua es un medio de cultivo ideal para que algunas bacterias proliferen. En la práctica verás como la consistencia de tu alimento se pierde y el exudado evolucionará en turbidez y color.

Algo tan básico que cualquier tipo de consumidor es capaz de asociar con desarrollo microbiológico es de interés controlarlo, ¿no? Nuestros conservantes naturales son capaces de controlar las bacterias lácticas que por lo general causan este fenómeno. A continuación puedes comprobarlo por ti mismo.