COLOR EN CARNE / ZUMO

Es muy fácil que con el paso del tiempo los productos alimentarios pierdan sus propiedades organolépticas, en algunas ocasiones incluso antes de lo esperado. Entre esas propiedades, encontramos el color, fundamental en la percepción de un alimento por parte del consumidor.

En muchos de estos casos, la proliferación microbiológica está directamente implicada en este tipo de deterioro de los alimentos pero, bajo la experiencia en Amerex, es muy difícil establecer patrones con análisis microbiológicos. Por ello, la medición del color es lo que ha sido el termómetro de eficacia en muchos casos y cada vez de forma más tecnificada y sistemática.

Por ejemplo, a nadie se le escapa la importancia de los sulfitos en los preparados de carne frescos. ¿Qué tal ver si funcionan nuestras soluciones de forma empírica?

¿Funcionan nuestros conservantes naturales en zumos frescos? Midamos el color.