Entradas

LAS BUENAS PRÁCTICAS DE MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS

¡Hola a todos y bienvenidos una vez más a nuestro Blog! En esta ocasión hablaremos de un tema muy importante y en muchas ocasiones descuidado, las buenas prácticas en la manipulación de los alimentos. Uno de los problemas de salud más habituales de nuestra sociedad en la vida cotidiana es la aparición de enfermedades trasmitidas por los alimentos. Estas pueden existir o generarse desde la producción del alimento hasta su comercialización, y por ello es importante que seamos conscientes de que es necesario cumplir con los requisitos estrictos establecidos para una correcta fabricación y manipulación de alimentos.

Operarios trabajando con todas las medidas higiénicas para la manipulación de alimentos

¿Cuáles son los peligros derivados de una mala manipulación de los alimentos?

Como acabamos de comentar, las situaciones de riesgo de contaminación a las que están expuestos los alimentos se suceden a lo largo de todo su proceso en la cadena alimentaria. Por tanto es esencial extremar las medidas de precaución cuando se trabaja con ellos para poder evitar los peligros supeditados a una mala manipulación de los alimentos. Entre estos peligros podemos encontrar los siguientes.

Peligros físicos

Nos referimos a cualquier cuerpo extraño que esté presente en un alimento y que provenga de una contaminación durante las operaciones de elaboración, o que proceda de contaminación externa. Algunas de las causas que desencadenan estos peligros son:

  • Descuidos en el proceso que derivan en que haya restos de material de envasado, plásticos, vidrio, esquirlas de metal, otros cuerpos extraños…
  • Malas prácticas por parte de los manipuladores por presencia de anillos u otros complementos, tiritas, etc.
  • Contaminación de la materia prima con trozos de material vegetal, huesos, cáscaras…
  • Otras causas de contaminación

Peligros químicos

Se asocian a residuos de productos usados en la elaboración, procesado, transporte y/o almacenado del alimento. Entre otros encontramos los desinfectantes, plaguicidas, o metales pesados como el plomo, cadmio, mercurio o estaño.

Peligros biológicos

Son todas aquellas contaminaciones que causan las toxiinfecciones alimentarias, incluyéndose la presencia de microorganismos como bacterias, levaduras, hongos, parásitos y virus que provienen tanto del aire, como el agua y la tierra. Entre todos ellos, las bacterias y virus son los que resultan más peligrosos para la inocuidad de los alimentos, provocando enfermedades como la listeriosis o salmonelosis, o la gastroenteritis producida por el norovirus. Para evitar todos estos peligros, en Amerex hemos desarrollado e implantado nuestro sistema de acuerdo a la FSSC 22000, y seguimos unos protocolos muy estrictos de gestión de procesos para tener controlados estos riesgos en todas y cada una de nuestras fases de producción.

¿Es necesario adquirir unas medidas higiénicas en la manipulación de alimentos?

Ya hemos hablado de los peligros, nos toca ahora evaluar las causas. Casi todas ellas se deben a unas incorrectas prácticas de manipulación, por lo tanto sí es esencial que en el sector alimentario exista una formación y sensibilización estricta sobre buenas prácticas de higiene, y seguir unas normas de higiene indispensables para evitar cualquier tipo de contaminación en el tratamiento de la comida. Estas normas incluyen tanto las prácticas de higiene del propio personal que va a estar en contacto con los alimentos como el modo de manipulación de los mismos, que explicaremos a continuación.

Medidas higiénicas del manipulador de alimentos

A la hora de manipular los alimentos es necesario prestar atención a la ropa y complementos. Es importante utilizar ropa y calzado específico, y llevar gorros y mascarillas para evitar la caída del cabello cuando entramos en contacto con los alimentos. Además, no se debe usar joyas u otros artículos personales y se deben evitar perfumes, lociones para afeitar y otros artículos con olores específicos que pueden provocar que los alimentos sufran alteraciones físicas y químicas.

Los manipuladores de alimentos deben lavarse cuidadosamente las manos, brazos, antebrazos y uñas al principio y al final de la jornada. También repetir este proceso cuando se reinicia un trabajo después de una pausa o cuando se cambia de tarea. Después de estornudar, sonarse la nariz, ir al baño, tocar otros dispositivos o materiales, es importante lavarse las manos. Por otro lado, hay que extremar la precaución en todas estas medidas en el supuesto de exposición a alimentos crudos.

Los cortes y abrasiones en la piel deben cubrirse con un apósito tintado con una tira de metal de color diferente al del producto que se está tratando y se usarán guantes adicionales de un solo uso en el caso de que estas lesiones ocurran en las manos. También se deben tener en cuenta las normas de higiene para evitar la transferencia de patógenos desde la boca y fosas nasales a los alimentos. Evitar toser o estornudar en dirección a los productos manipulados, usar pañuelos desechables y no comer, beber, fumar o mascar chicle a lo largo de la manipulación de alimentos son medidas esenciales para evitar la contaminación.

Manipulando alimentos en la recogida de la uva

¿Qué precauciones debemos tomar en la manipulación de alimentos?

En la manipulación de alimentos hay una serie de recomendaciones higiénicas que también han de tenerse en consideración:

  • No manipular alimentos sucios ni recogidos del suelo
  • Evitar los utensilios de madera
  • Utilizar papel de manos de un solo uso
  • No colocar alimentos ni bandejas en el suelo
  • Realizar el proceso de descongelación de los alimentos de manera óptima y nunca congelar de nuevo un producto ya descongelado
  • No usar ni serrín ni cartones en el suelo
  • Emplear distinto menaje para alimentos crudos y cocinados
  • Nunca poner en contacto alimentos crudos con alimentos que ya estén cocinados, o que se consuman frescos
  • Usar un termómetro de alimentos para verificar la temperatura de cocinado óptima de la comida

Para evitar intoxicaciones alimentarias es primordial tomar en consideración todos los consejos que reflejamos en esta entrada de Blog y hacer de las buenas prácticas de manipulación de alimentos un mantra que seguir en el día a día, incluso en nuestros propios hogares.

¿Cómo mejorar el cuidado de las buenas prácticas en la manipulación de los alimentos?

Ya hemos hablado en otras ocasiones de nuestro compromiso con la seguridad e inocuidad alimentaria. En Amerex, además de estar cubiertos por la norma FSSC 22000 mediante la que garantizamos la producción de alimentos seguros e inocuos, toda nuestra empresa está informada de nuestra política de inocuidad y buenas prácticas de manipulación de alimentos, incluso hacemos recordatorio mediante jornadas anuales de sensibilización sobre inocuidad. Además, tenemos un equipo de inocuidad especializado y preparado para estar atento a cualquier alteración de todos los factores y peligros mencionados que comprometan la seguridad del producto final.

¿Te queda alguna duda del cuidado y el mimo que ponemos en este sentido? Escríbenos y te aclararemos cualquier cuestión.

imasd@amerexingredientes.es

Teléfono: +34 91 845 42 14

Hasta la próxima
Conoce Nuestros Productos

Contáctanos

0 + 4 = ?

CELEBRAMOS EL DÍA DE LA INOCUIDAD

El pasado 7 de junio fue el Día de la Inocuidad, una fecha muy señalada para todo el equipo de Amerex puesto que seguimos manteniendo nuestro compromiso de asegurar alimentos inocuos y concienciar a los consumidores sobre la buena manipulación de los alimentos en sus hogares.

La inocuidad de los alimentos repercute directamente en la salud, y es importante empezar a hablar de la inocuidad con datos. Más de 200 enfermedades están causadas por ingerir alimentos contaminados: listeriosis, botulismo, hepatitis, anisakiasis, entre otras. Además, El 48% de las principales enfermedades parasitarias son de origen alimentario. Estas enfermedades repercuten en la población, de manera que cada año, una de cada 10 personas en el mundo se ve afectada por enfermedades transmitidas por los alimentos. De hecho, la carga que soporta la salud pública debido a estas enfermedades se puede comparar con la de la malaria o el sida.

 ¡La buena noticia es que estas enfermedades se pueden prevenir! Con una manipulación y una educación adecuadas, podemos evitar el desarrollo de estas enfermedades. Esto pasa por un compromiso de todas las empresas del sector alimentario de invertir hoy en la inocuidad de los alimentos y preservar la seguridad alimentaria, para que en un futuro estos problemas sean minoritarios para todos nosotros.

De parte de Amerex, además de estar cubiertos por la norma FSSC 22000 en la que uno de sus pilares principales es garantizar la producción de alimentos seguros e inocuos, hacemos jornadas recordatorias de sensibilización sobre la inocuidad para toda la empresa. Además de tener un equipo de inocuidad especializado y preparado para estar atento a cualquier alteración de todos los factores para la identificación de peligros que comprometan la inocuidad del producto final.

Aprovechamos para contaros una jornada novedosa que hemos incluido este año en nuestro programa sobre aspectos e impactos medioambientales, que cada vez va adquiriendo más relevancia en nuestro sector en general y nuestra empresa en particular.

A este respecto, os sonará un estudio publicado en 2006 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) titulado La larga sombra del ganado: problemas ambientales y opciones, que afirmaba que la ganadería producía un asombroso 18% de los gases de efecto invernadero en todo el planeta. Muchos se atribuyeron una conclusión sorprendente: el ganado hacía más daño al clima que el sector del transporte al completo.

Nada más lejos de la realidad, el autor principal del informe desmintió la noticia, ya que para el ganado, la FAO tuvo en consideración todos los factores asociados a la producción de carne, entre los que se encuentran las emisiones generadas por la elaboración de fertilizantes, la conversión de bosques en pastos, el cultivo de pienso y las emisiones que provienen de los animales (eructos y deposiciones) desde su nacimiento hasta su muerte. Sin embargo, cuando analizaron las emisiones de carbono producidas por el transporte ignoraron los efectos sobre el clima que provienen de la fabricación de materiales y piezas de los vehículos, el ensamblaje de los mismos y el mantenimiento de carreteras, puentes, aeropuertos y otras infraestructuras. En su lugar, solo tuvieron en cuenta las emisiones de coches, camiones, trenes y aviones. Por tanto, la comparativa no resultaba equitativa.

En un informe más reciente, la FAO atribuyó a la ganadería produce un 14,5% de los gases de efecto invernadero, y no existe una evaluación del ciclo de vida completo del transporte con la que se pueda comparar. De hecho, solo las emisiones directas del transporte se pueden comparar con las emisiones directas e indirectas del ganado. Una mancha más en el sector que aún a día de hoy se sigue arrastrando a pesar de haberse confirmado su falsedad.

En este sentido, Amerex refuerza su compromiso con el medio ambiente  mediante la identificación de los aspectos ambientales de la empresa que pueden interactuar con el medio ambiente. Sobre estos aspectos analizamos determinados criterios con el fin de identificar aquellos que son significativos y los controles que permitan mitigarlos. Es decir, aquellos que supongan un impacto ambiental sobre el medio ambiente. Así, actuamos sobre diversos impactos ambientales tales como:

  • El agotamiento del agua, reduciendo el consumo en el agua de limpieza de almacén
  • El agotamiento de fuentes de energía no renovables, mediante la instalación de placas solares que dan suministro a la empresa
  • Las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, mediante el uso de coches eléctricos que actúan como transporte para casi la mitad de la plantilla, o con el aumento de videollamadas y gestión remota a clientes y ferias, que reducen los viajes
  • Entre muchas otras…

Si queréis ampliar esta información y hablar sobre inocuidad, ¡para eso estamos!

Muchas gracias y…

Conoce Nuestros Productos

Contáctanos

1 + 2 = ?

¡NOS CERTIFICAMOS POR LA FSSC 22000!

¡Bienvenidos de nuevo a nuestro blog! Estamos orgullosos de poder compartir con vosotros una noticia muy importante para nosotros, y es que Amerex por fin ha obtenido la certificación FFSC 22000 de seguridad alimentaria 👏

La norma FSSC 22000 es un esquema de inocuidad alimentaria, un conjunto de normas y protocolos que se basan principalmente en la norma de inocuidad UNE EN ISO 22000:2018, junto con los prerrequisitos de ISO TS 22002-1 y otros requisitos adicionales de FSSC.

FSSC 22000 (en nuestro caso incluidos en la categoría K, de producción de bioquímicos) certifica que la empresa posee un sistema de gestión de inocuidad de los alimentos, que garantiza la seguridad del proceso durante toda su producción.

Está reconocida mundialmente por la GFSI, junto con la IFS y BRC, como las normas de más alto standing de seguridad alimentaria a nivel global.

Entre los requisitos de esta norma se incluyen análisis de inocuidad y peligros, que incluyen la organoléptica y la calidad en general, para asegurar que el producto sea el mejor posible, lo que constituye una mejora en la seguridad para las empresas a las que asistimos.

También integra un sistema de trazabilidad, y un sistema de control de no conformidades, que nos ayudarán a mejorar nuestros servicios.

Protege nuestra marca Amerex, lo que nos da más prestigio y mejor imagen, también nos hace más ágiles en la gestión de documentación, evitando burocracia, y genera confianza en nuestros clientes.

FSSC en particular se centra en el control del flujo del proceso, la gestión de materias primas y proveedores, las buenas prácticas de manipulación y fabricación, el etiquetado… E incluye dos conceptos: food fraud y food defense, que monitorizan posibles adulteraciones de los ingredientes con fines económicos en el caso de food fraud, o con motivo de dañar al consumidor o a la empresa en el caso de food defense.

Ha sido un largo período de preparación y puesta a punto de la documentación necesaria por parte del equipo de Amerex, pero al fin podemos decir que ¡¡nuestros procesos están certificados bajo la norma FSSC 22000!! Un paso muy grande para nuestra empresa en su proceso de afianzarse en el mercado y bajo las exigencias Europeas. No podemos estar más contentos y deseando compartir con vosotros el fruto de todo este trabajo.

Como siempre, estaremos encantados de ayudaros en lo que necesitéis.

¡Os deseamos que paséis un verano estupendo!

imasd@amerexingredientes.es

Teléfono: +34 91 845 42 14

Conoce Nuestros Productos

Contáctanos

2 + 2 = ?