Entradas

Retirada y sustitución de nitritos por conservantes naturales: Biamex NC

En la industria alimentaria existen varios sectores en los que es habitual el uso de los aditivos químicos: nitratos y nitritos. En el sector cárnico o en el de pescado por ejemplo, los nitratos y nitritos se consideran necesarios para realizar el proceso de nitrificación que da un color característico al producto final además de protección frente a patógenos anaerobios y esporógenos.

A continuación os detallamos a qué se debe el uso de los nítricos en alimentación y os presentamos el producto especialista de Amerex para la sustitución de nitritos de manera natural: el Biamex NC.

En el proceso de nitrificación, el nitrato se reduce a nitrito, y a partir de éste se origina óxido nítrico. El óxido nítrico se combina con la mioglobina del músculo para formar nitrosomioglobina, que es la responsable del color típico de los curados por ejemplo en el sector cárnico. En el caso de los cocidos, la temperatura hace que esta nitrosomioglobina se transforme en nitrosilhemocromo, responsable de su color rosado característico.

Los nitratos y nitritos se han considerado necesarios en el sector alimentario, además de por la generación de color que aportan al alimento haciéndolo más atractivo a los consumidores, porque garantizan cierta seguridad en los productos evitando el desarrollo de bacterias patógenas, en concreto de Clostridium botulinum, que causa la conocida enfermedad del botulismo.

Como cualquier otro aditivo, los nitritos se encuentran regulados por el anexo II del Reglamento (CE) n.o 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y el anexo del Reglamento (UE) nº 231/2012 de la Comisión. En él se regula la dosis máxima que se puede incorporar a cada alimento bajo una legislación concreta.

Cada vez se habla más de la sustitución de los nitritos por otro tipo de conservantes naturales y de regular de manera más estricta la dosis permitida en los distintos alimentos en los que se usan.

El problema se encuentra en que, aunque los nitratos se encuentren de forma natural, por ejemplo, en diversos vegetales (como la lechuga, o el apio), o incluso en el agua, una parte de ellos se transforma en nitritos durante el proceso de digestión, reaccionando con los aminoácidos del estómago, dando lugar a las nitrosaminas, que son sustancias cancerígenas. En el caso de los alimentos de los sectores mencionados anteriormente se encuentran directamente en forma de nitritos. Por este motivo es importante encontrar sustitutos que eviten la presencia de estos aditivos en productos que consumimos normalmente.

En el mercado existen muchos sustitutos naturales de los nitritos. Como hemos mencionado anteriormente, en vegetales como la lechuga y el apio se encuentran de manera natural, por lo que algunas empresas emplean extractos naturales de este tipo. No hay que olvidar también el riesgo por intoxicación por esporógenos que puede generar una mala sustitución de nitritos.

En nuestro caso poseemos una tecnología natural transparente para la sustitución de nitritos: el uso de fermentos o starters.

Nuestro producto Biamex NC, cuenta con una tecnología muy novedosa para la generación del color típico que aportarían los nitrificantes. De esta manera, gracias a una reacción de fijación de la propia proteína de la carne/pescado, podrá conseguir una sustitución óptima de nitratos, nitritos y/o sales nitro. Además, este producto incorpora otra de nuestras cepas de fermentos especialista en la acción frente esporógenos como el clostridium botulinum.

Biamex NC, como sustituto de nitritos puedes aplicarse en cualquier alimento en que sea necesaria una sustitución de dicho aditivo químico.

Es muy común la sustitución de nitritos en productos cárnicos como hemos mencionado anteriormente. A continuación os dejamos un ejemplo de pavo inyectado:

Otra alimento donde es común también el uso de nitritos es en distintos pescados. Con este tipo de alimentos, Biamex NC también tiene experiencia. Os dejamos a continuación una prueba en pez espada inyectado:

Como conclusión, podemos afirmar que el uso de starters es una muy buena alternativa a los nitritos, en concreto el uso del producto de Amerex Biamex NC, ya que provoca la aparición significativa de ese color que nos compete en productos cárnicos y de pesca. Además, este producto incluye la tecnología protectora de Amerex para mantener la seguridad del producto de manera equivalente a la protección que aportan los nitritos.

¿Queréis obtener más información de este cultivo estrella? Podéis poneros en contacto con nosotros para un asesoramiento más cercano y personalizado a través de:

  • Puedes escribirnos un correo a: imasd@amerexingredientes.com
  • Llamarnos al teléfono: +34 91 845 42 14
  • Rellenar el formulario a continuación

Contáctanos

2 + 1 = ?

TENDENCIAS EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA: CLEAN LABEL Y CONSERVACIÓN

Es bien sabido que desde el principio de los tiempos se han utilizado remedios naturales para mejorar la conservación de los alimentos y alargar la vida útil. La sal, el azúcar o el vinagre son los ejemplos más significativos que aún se siguen utilizando. En la actualidad existen una gran variedad de aditivos alimentarios que además de conservar el alimento, ayudan a mantener sus características organolépticas como el sabor, olor, textura, frescura… E incluso su valor nutritivo.

Además de esto, en el mundo de la alimentación los consumidores están cada vez más interesados en saber qué están poniendo en sus cuerpos. La demanda en general por tanto es que los aditivos tradicionales evolucionen a alternativas más naturales, y sobre todo que su etiquetado sea más claro y comprensible. Es por eso que el concepto de etiquetado limpio, conocido como «clean label«, ha ganado popularidad. Quédate con nosotros y sigue leyendo para explorar qué significa exactamente el término clean label y su importancia en la conservación de alimentos.

El término «clean label» se refiere a la tendencia de las empresas alimentarias de utilizar ingredientes naturales y reconocibles en sus productos, evitando aditivos artificiales, colorantes y conservantes sintéticos. Esto se traduce en etiquetas más simples y fáciles de entender para los consumidores. Esta iniciativa responde a las exigencias por parte de los consumidores de tener a mano información clara y fiable sobre la composición de un alimento que finalmente van a consumir. Más allá de una simple lista de ingredientes, el clean label representa un compromiso con la transparencia, la calidad y la salud, y sobre todo que el consumidor sea capaz de analizar y evaluar de manera objetiva el producto para sacar conclusiones sobre lo que está comiendo.

Se busca que los consumidores puedan identificar fácilmente los ingredientes utilizados en un producto. El modelo clean label promueve la transparencia al permitir que los consumidores comprendan fácilmente qué están consumiendo. Y al proporcionar etiquetas más simples y libres de ingredientes desconocidos, las marcas pueden generar confianza y lealtad entre sus clientes.

Es un hecho que todos los aditivos autorizados que se utilizan en la industria alimentaria se consideran seguros, ya que están regulados por las autoridades competentes (la EFSA, en el caso europeo), quien fija las cantidades aceptables de ingesta diaria para marcar los límites en su incorporación a los alimentos. Por otro lado, los alimentos con etiquetado limpio suelen estar compuestos por ingredientes naturales, lo que hace que se perciban como más saludables al evitar estos ingredientes sintéticos y algunos aditivos que se consideran potencialmente dañinos. Al optar por productos clean label, los consumidores pueden reducir su exposición a sustancias artificiales y promover así un estilo de vida más saludable.

El clean label también está vinculado a prácticas agrícolas más sostenibles al promover el uso de ingredientes naturales y orgánicos. Al utilizar ingredientes naturales y orgánicos, las marcas pueden apoyar la agricultura responsable y reducir su impacto ambiental.

La relación entre la conservación de alimentos y el término clean label es fundamental para comprender la evolución de la industria alimentaria hacia prácticas más saludables y sostenibles. Tradicionalmente, la conservación de alimentos ha implicado el uso de una variedad de aditivos y conservantes artificiales para prolongar la vida útil de los productos. Sin embargo, con el creciente interés de los consumidores en la transparencia y la naturalidad de los alimentos, surge la necesidad de encontrar alternativas más saludables y limpias para la conservación.

Es aquí donde entra en juego el concepto de clean label. Al priorizar ingredientes naturales y reconocibles, las marcas pueden ofrecer productos con etiquetas más limpias y libres de aditivos sintéticos, al tiempo que mantienen la calidad y la seguridad alimentaria. Esto no solo responde a las demandas de los consumidores, sino que también promueve un enfoque más responsable hacia la producción de alimentos, fomentando prácticas agrícolas sostenibles y reduciendo el impacto ambiental.

En la búsqueda de alternativas naturales para la conservación de alimentos, la industria alimentaria ha explorado una amplia gama de ingredientes y métodos que ofrecen eficacia sin comprometer la calidad o la naturalidad de los productos. Una de las alternativas más destacadas son los antioxidantes naturales, como el ácido ascórbico (vitamina C) y los tocoferoles (vitamina E), que pueden prevenir la oxidación de los alimentos y, por lo tanto, prolongar su vida útil. Estos antioxidantes se encuentran abundantemente en frutas, verduras y hierbas, lo que los convierte en opciones atractivas para los fabricantes que buscan conservar sus productos de manera natural. Puedes pinchar aquí para más información en relación a estos aditivos antioxidantes.

Pero también, claro está, las alternativas naturales de conservación basadas en biotecnología como es el uso de fermentos, que a través de diversos mecanismos de acción llevan a cabo la protección frente a microorganismos dañinos, como ya hemos comentado con anterioridad.

El clean label no solo es una tendencia en la industria alimentaria, sino también una respuesta a las demandas de los consumidores preocupados por la salud y la transparencia. Como empresa, al adoptar prácticas de etiquetado limpio y buscar alternativas naturales para la conservación de alimentos, puedes satisfacer las necesidades de tus clientes y promover un estilo de vida más saludable y sostenible.

Si estás buscando alternativas de conservación natural para adoptar un etiquetado clean label en tus productos alimenticios, has aterrizado en el lugar correcto. En Amerex Ingredientes, ofrecemos una amplia gama de ingredientes naturales para la conservación de alimentos. Nuestra selección de productos está diseñada para satisfacer las demandas de la industria alimentaria en busca de soluciones limpias y transparentes. Por ejemplo, la gama Biamex de conservantes naturales con base biotecnológica que tienen acción directa contra microorganismos patógenos, como potenciales sustitutos de aditivos químicos o tratamientos para hacer de tu producto uno más limpio y alcanzable para los potenciales consumidores.

Puedes recorrer nuestra página web para explorar nuestra oferta y descubrir cómo podemos ayudarte a llevar tus productos al siguiente nivel con ingredientes de calidad y etiquetas limpias. ¡No dudes en contactarnos!

• Puedes escribirnos un correo a: imasd@amerexingredientes.com
• Llamarnos al teléfono: +34 91 845 42 14
• Rellenar el formulario a continuación

Hasta la próxima

Contáctanos

1 + 3 = ?

CONSERVANTES NATURALES INNOVADORES PARA ALIMENTOS

El Consejo de Ministros aprobó en enero un proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. La ley establece la obligatoriedad para todos los agentes de la cadena alimentaria de contar con un plan de prevención de pérdidas y desperdicio, priorizando el consumo humano a través de la donación o redistribución de alimentos.

El objetivo es lograr una reducción del 50% de los residuos alimentarios per cápita en el plano de la venta minorista y del consumo, y una reducción del 20% de las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro para 2030. Esto ha provocado un movimiento y una concienciación muy profunda en distribuidores y fabricantes en torno a cómo evitar y gestionar sus excedentes, que corresponden a entre un 1% y 2% de su facturación anual.

¿Qué podemos hacer los fabricantes de ingredientes y alimentos para reducir los desperdicios y favorecer el mejor aprovechamiento de los mismos? La importancia de la conservación y seguridad de los alimentos cobra especial relevancia en este caso, siendo los conservantes naturales el futuro de la alimentación mundial. Un alimento con una vida útil más larga y que sea seguro microbiológicamente, ayudará a evitar ese desperdicio alimentario.

Los conservantes naturales para alimentos son sustancias derivadas de fuentes naturales, como plantas, hierbas, especias o microorganismos, que se utilizan para prolongar la vida útil de los alimentos.

Estos conservantes son una alternativa más sostenible y saludable a los aditivos sintéticos, ya que no contienen químicos artificiales ni ingredientes nocivos para la salud. Cada vez la regulación es más exigente en cuanto las dosis y uso de dichos aditivos químicos. En Francia por ejemplo, recientemente se modificó la legislación para reducir las dosis de aplicación de los nitritos en algunos alimentos. Por ello los conservantes naturales son el futuro de la conservación de los alimentos.

Existen numerosos ejemplos de conservantes naturales utilizados en la industria alimentaria.

Algunos de ellos son muy conocidos e incluyen el extracto de romero, el vinagre, los aceites esenciales, la vitamina E (tocoferol), entre otros. Sin embargo, ya vemos entre ellos un ejemplo que se ha incluido recientemente como aditivo alimentario, recogido en la legislación con el nº E-267, como es el vinagre fermentado.

Los microorganismos son otra fuente de conservantes naturales, y es que gracias a nuevas tecnologías como la biotecnología, el uso de microorganismos como las bacterias acido lácticas y gracias a la fermentación protectora, obtenemos nuevas estrategias de conservación.

Estos conservantes no solo ayudan a preservar la frescura y calidad de los alimentos, sino que también pueden proporcionar beneficios adicionales para la salud.

Conservantes naturales en los alimentos

La fermentación protectora es un proceso natural en el que microorganismos beneficiosos, como bacterias lácticas o levaduras, se utilizan para fermentar alimentos y crear un ambiente hostil para el crecimiento de microorganismos no deseados, como bacterias patógenas. Este proceso no solo ayuda a preservar los alimentos, sino que también puede mejorar su sabor, textura y valor nutricional.

Los conservantes naturales basados en biotecnología a menudo aprovechan los principios de la fermentación protectora para ofrecer una conservación natural y efectiva de los alimentos.

Los conservantes naturales para alimentos están cada vez más disponibles en el mercado. Es importante buscar proveedores de confianza que ofrezcan productos de alta calidad y certificados orgánicos si es posible. En Amerex, somos especialistas desde hace más de 40 años en conservantes naturales basados en biotecnología y ofrecemos una amplia gama de productos diseñados para satisfacer las necesidades de la industria alimentaria.

Gracias a nuestros conservantes naturales podrás alargar la vida útil de tus alimentos manteniendo una organoléptica y seguridad óptima y evitando el desperdicio alimentario. Algunos de nuestros productos más vendidos forman parte de la gama Biamex, donde contamos con especialistas frente a listeria por ejemplo, o productos más generalistas como el Biamex SP, para una conservación integral del alimento.

En resumen, los conservantes naturales para alimentos son una opción excelente para aquellos que buscan una alternativa más saludable y sostenible a los aditivos sintéticos. Aprovechar los principios de la fermentación protectora y utilizar conservantes naturales basados en biotecnología puede ayudar a garantizar la seguridad y calidad de los alimentos, mientras se promueve la sostenibilidad y el bienestar general. ¡No dudes en contactarnos si quieres saber más!

  • Llamarnos al teléfono: +34 91 845 42 14
  • Rellenar el formulario a continuación

Contáctanos

0 + 1 = ?

AUTORIZACIÓN DEL VINAGRE TAMPONADO COMO CONSERVANTE ALIMENTARIO (E-267)

El pasado mes de septiembre la Comisión Europea autorizó el uso de vinagre tamponado como aditivo alimentario asignándole el número E-267 de la lista de aditivos alimentarios. Mediante la publicación del Reglamento (UE) 2023/2086 de la Comisión de 28 de septiembre de 2023 por el que se modifican el anexo II del Reglamento (CE) nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y el anexo del Reglamento (UE) nº 231/2012 de la Comisión en lo que concierne al uso del vinagre tamponado como conservador y corrector de la acidez.

A continuación os dejamos toda la información sobre la incorporación de este conservante alimentario a la lista de aditivos alimentarios:

¿Qué conservante alimentario es el vinagre tamponado?

El vinagre tamponado es un producto líquido o en polvo que se prepara añadiendo tampones al vinagre, según lo que indica el reglamento anteriormente citado.

Los tampones utilizados para su preparación son el hidróxido sódico/potásico (E-524 a E-525) y carbonato sódico/potásico (E-500 a E-501). El vinagre tamponado se ajusta a la norma europea EN 13188:2000 y tiene un origen exclusivamente agrícola (excepto madera/celulosa) por doble fermentación, alcohólica y acética. Los principales componentes son el ácido acético y sus sales.

El vinagre tamponado se utilizaba hasta ahora como una alternativa clean label a otros conservadores o correctores de la acidez autorizados, en concreto para los mencionados anteriormente, ácido acético y sus sales, cuyos números son: E-260-263. Estos conservantes alimentarios se usan principalmente por su poder de protección frente a microorganismos gram-negativos, ya que este tipo de bacterias son las más difíciles de controlar. Entre ellas podemos encontrarnos con la mundialmente conocida Salmonella o con E.coli.

¿Cómo se incluye el vinagre tamponado en la lista de conservantes alimentarios?

El vinagre tamponado se incluye en la lista de conservantes alimentarios con el número E-267.

Según el Reglamento (UE) 2023/2086 de la Comisión de 28 de septiembre de 2023 se modifican el anexo II del Reglamento (CE) nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y el anexo del Reglamento (UE) nº 231/2012 de la Comisión en lo que concierne al uso del vinagre tamponado como conservador y corrector de la acidez.

Tras presentar una solicitud a la Comisión en marzo de 2021, se pidió la autorización del uso de vinagre tamponado como conservante y como corrector de la acidez en una gran variedad de categorías de alimentos. Entre estos alimentos se incluyen: Preparados de carne, tal como se definen en el Reglamento (CE) nº 853/2004), ñoquis de patata, pastas alimenticias frescas y pre-cocidas, frutas y hortalizas en conserva, requesón, queso fresco, excepto los productos incluidos en la categoría 16.

Tras una evaluación de la seguridad del vinagre tamponado como aditivo alimentario para los usos anteriormente mencionados, se llegó a la conclusión de que no existe ningún problema de seguridad para el uso del vinagre tamponado a los niveles máximos de uso propuestos en la norma. El estudio correspondiente lo llevó a cabo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

¿Qué conservantes naturales para alimentos existen como alternativa al vinagre tamponado?

Actualmente los conservantes naturales para alimentos que existen como alternativa al vinagre tamponado (E-267) y que sean clean label, son extractos vegetales. Sin embargo la efectividad de estos conservantes alimentarios no es tan alta como la del vinagre tamponado.

El vinagre tamponado se usaba hasta la fecha como alternativa eficaz a otros conservadores o correctores de la acidez autorizados, en particular el ácido acético y sus sales (E 260-263). Al no tener hasta este momento un número E asignado, se declaraba como aroma natural o como vinagre tamponado. Estos conservantes destacan por ser muy eficaces frente a bacterias gram-negativas, cuyo problema de radica en la pared celular que las recubre y las hace más resistentes a los conservantes. Actualmente los extractos naturales de especias o vegetales no consiguen igualar esa eficacia.

¿Qué conservantes alimentarios clean label ofrece Amerex?

En Amerex somos expertos en conservantes alimentarios clean label y disponemos de una amplia gama de productos con distintas funcionalidades, desde acción protectora frente a patógenos a eliminación de aditivos químicos.

Para ello contamos con conservantes que combinan distintas tecnologías. Nuestra experiencia se basa en el uso de la fermentación protectora. Esta tecnología microbiana es totalmente natural y clean label. Dentro de esta categoría encontramos productos como la gama Biamex, que abarcan un amplio grado de acción.

Contamos también de productos que combinan la fermentación protectora con aditivos químicos. Entre los conservantes alimentarios que incluyen vinagre tamponado destacan los productos: Safemix AV o Biamex Aroma Global. Son altamente eficaces frente a bacterias como E.coli o enterobacterias, además la baja dosis recomendada (entre 0,1%-10%) favorece una organoléptica natural y casera, evitando sabores desagradables.

Entre los productos de Amerex que usan la sinergia entre fermentación protectora y aditivo químico, destaca también: Fermitrat FS. Esta solución utiliza una combinación de cepas de microorganismos junto con la tecnología del ácido acético para maximizar la protección de los alimentos frente a bacterias Gram-negativas como las enterobacterias en general, así como frente a microorganismos patógenos como Salmonella y E. coli, que son una preocupación común en la industria alimentaria debido a los riesgos asociados con la seguridad alimentaria y la calidad de los productos.

Estas cepas de microorganismos actúan en sinergia con el ácido acético o vinagre tamponado potenciando sus propiedades antimicrobianas, sin alterar negativamente el sabor, aroma ni textura de los alimentos.

Si buscas mejorar la calidad de tus alimentos asegurando una conservación y organoléptica óptima, ¡no dudes en contactarnos! Disponemos de distintas gamas de productos para adecuarnos a cada necesidad específica de nuestros clientes.

  • Puedes escribirnos un correo a: imasd@amerexingredientes.com
  • Llamarnos al teléfono: +34 91 845 42 14
  • Rellenar el formulario a continuación

Contáctanos

7 + 0 = ?

PATÓGENOS EMERGENTES EN ALIMENTOS: CAMPYLOBACTER

En el mundo de la seguridad alimentaria, la aparición de patógenos emergentes plantea desafíos constantes. Entre ellos, la bacteria Campylobacter ha surgido como una protagonista inquietante en la ecuación de la inocuidad alimentaria.

 A medida que exploramos las complejidades de este microorganismo y su impacto en diversos alimentos, descubriremos cómo Amerex, líder en conservantes naturales para alimentos basados en biotecnología, está a la vanguardia en la búsqueda de soluciones innovadoras.

Acompáñanos en este blog para comprender y abordar el desafío que presenta Campylobacter en nuestra cadena alimentaria.

Microorganismos patógenos en alimentos ¿Qué sabemos sobre Campylobacter?

En la constante búsqueda de garantizar la seguridad alimentaria, nos enfrentamos a diversos desafíos y uno de ellos es la aparición de nuevos patógenos emergentes en alimentos.

La bacteria Campylobacter ha capturado la atención de la comunidad científica últimamente. Este microorganismo, pertenece a la familia Campylobacteraceae. Las especies de este género son bacilos Gram-negativo con forma de coma y móviles, además han demostrado ser un riesgo creciente en la cadena alimentaria debido a las intoxicaciones alimentarias que provocan.

Combatir las bacterias Gram-negativas es uno de los retos principales de la industria alimentaria, ya que no existen muchos aditivos alimentarios realmente efectivos frente a este tipo de patógenos debido a la protección que les otorga su pared celular. En menor medida incluso, encontramos conservantes naturales para alimentos que sean clean-label y realmente eficaces en mantener a raya a este tipo de microorganismos.

¿Qué alimentos son contaminados por el patógeno emergente Campylobacter?

La prevalencia de microorganismos patógenos en los alimentos, como Campylobacter, plantea una seria amenaza para la salud pública, ya que puede provocar campilobacteriosis (es una causa común de infección intestinal). Estas bacterias también son una de las muchas causas de la diarrea del viajero o intoxicación alimentaria.

Esta bacteria puede contaminar una amplia gama de alimentos, desde aves de corral hasta productos lácteos y vegetales crudos, similar a la contaminación por la mundialmente conocida Salmonella. Las personas casi siempre resultan infectadas por comer alimentos contaminados.

Patógenos emergentes

Comprender cómo estos patógenos emergentes afectan nuestra cadena alimentaria es esencial para implementar medidas efectivas de seguridad, tanto a nivel de producción en la industria alimentaria, como de buenas prácticas de manipulación de los alimentos por los consumidores.

¿Cuáles son los tipos de aditivos alimentarios más comunes frente a Campylobacter?

En la búsqueda de garantizar la seguridad alimentaria, es crucial conocer cuáles son los tipos de aditivos alimentarios más comunes y efectivos contra patógenos Gram-negativos como Campylobacter.

El grupo de bacterias Gram-negativas destacan por ser de las más complicadas de combatir para la industria alimentaria, cuentan entre ellas con patógenos, como las ya mencionadas Salmonella y Campylobacter, o como con E. coli dentro del grupo de las enterobacterias. Todas ellas pueden causar enfermedades de especial relevancia para el ser humano derivadas de consumir algún alimento que las haya desarrollado.

Los tipos de aditivos alimentarios más comunes frente a este tipo de bacterias es el uso de ácidos, como el ácido acético. El ácido acético es muy utilizado en la industria y tiene asignado el número E: E-260, y también todas sus sales como por ejemplo el diacetato de sodio, siendo esta última el aditivo con número E-262ii. Aun contando con esta actividad específica, el ácido acético suele requerir de sinergias con otros conservantes de distintos orígenes para controlar su aparición.

¿Existen conservantes naturales para alimentos frente a patógenos emergentes Gram-negativas?

Amerex, a través de su uso de la biotecnología, ha desarrollado conservantes naturales para alimentos, que no solo prolongan la vida útil de los alimentos, sino que también actúan como barreras eficaces contra estos microorganismos indeseados.

La combinación de tecnologías en la industria alimentaria se ha convertido en una estrategia innovadora y eficaz para mejorar la seguridad y calidad de los productos. En Amerex disponemos de productos basados en la sinergia del acético con la fermentación protectora, como Fermitrat Fs, que representa un ejemplo destacado de esta combinación altamente efectiva.

Sin embargo, existen otras soluciones plenamente clean-label que permiten eliminar el acético de la ecuación obteniendo conservantes naturales para alimentos. Gracias al uso de la fermentación protectora, la mezcla de distintas cepas nos permite obtener productos que hacen frente a este tipo de patógenos, como es el producto Safemix AV.

En resumen, el desafío de enfrentar patógenos emergentes en alimentos requiere una combinación de conciencia, investigación y soluciones innovadoras. Amerex está comprometido en proporcionar conservantes naturales para alimentos que no solo respondan a estos desafíos, sino que también eleven los estándares de seguridad alimentaria en la industria.

Nuestro equipo de expertos está a tu disposición para asesorarte sobre soluciones personalizadas para tus necesidades específicas en la industria alimentaria, y así mejorar la seguridad, calidad y durabilidad de tus productos alimentarios.

  • Puedes escribirnos un correo a: imasd@amerexingredientes.com
  • Llamarnos al teléfono: +34 91 845 42 14
  • Rellenar el formulario a continuación

Contáctanos

1 + 7 = ?

El Codex Alimentarius en la producción de alimentos

La producción de alimentos debe realizarse siguiendo unas estrictas normas de seguridad e higiene alimentaria para evitar que cualquier tipo de contaminación llegue al consumidor final. Debido a esto, en 1963 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), crearon la Comisión del Codex Alimentarius, cuyo objetivo era asegurar la inocuidad y calidad de los alimentos.

A continuación descubrimos en detalle esta serie de normas:

¿Qué es el Codex Alimentarius o “Código Alimentario»?

El Codex Alimentarius es la agrupación de normas, códigos y recomendaciones aprobada por el mayor organismo internacional en normas de alimentación: la Comisión del Codex Alimentarius (anexa a la FAO y la OMS).

Este documento se creó para asegurar la correcta manipulación de los alimentos por parte de todos los integrantes de la industria alimentaria y para asegurar a los consumidores la calidad y seguridad de los productos que consumen.

¿Para qué sirve el Codex Alimentarius?

El Codex Alimentario sirve para proteger la integridad de los consumidores promoviendo una serie de prácticas dentro del sector alimentario.

Esta lista de normas lo que busca es orientar a los fabricantes de alimentos y fomentar dentro de la sociedad una serie de requisitos comunes dentro del comercio internacional, armonizando de algún modo la infinidad de diferencias legales que hay en cada pais y buscando una legislación alimentaria común.

¿Cuántas normas contiene el Codex Alimentarius?

El Codex contiene más de 200 normas escritas en diferentes idiomas cuyo ámbito de aplicación es:

Como se ha mencionado anteriormente, estas normas no son de obligado cumplimiento sino una recomendación para que los gobiernos de cada pais decidan introducirlas en su legislación o no.

¿Cuál es la normativa en la producción de alimentos?

La normativa en la producción de alimentos depende de cada pais, aun así, son varios los  países que se han basado en este código para introducir su propia legislación sobre alimentación. El Codex Alimentario es una referencia internacional que ayuda armonizar las normas relacionas con las seguridad alimentaria y que comprende a 188 estados miembros.

Entre las funciones de la Comisión del Codex Alimentario también está organizar multitud de encuentros entre los distintos expertos internacionales del sector para concienciar y que se garantice el cumplimiento de las normas de seguridad alimentaria. Es un punto de encuentro no solo para fabricantes y gobiernos, sino para científicos, colectivos de consumidores o autoridades alimentarias, ya que dentro de sus normas se incluyen evaluaciones de medicamentos alimentarios, información sobre aditivos o límites sobre plaguicidas.

¿Cuál es la relación entre el Codex Alimentarius y el etiquetado de alimentos?

Uno de los temas que trata el Codex Alimentarius es la información que debe contener el etiquetado de los alimentos para asegurar la correcta compresión por parte de los consumidores. El principio general (y que debería ser evidente) es que no debe ofrecerse en una etiqueta alimentaria información falsa o que se muestra de manera engañosa. En relación a este punto, se incluye también cualquier declaración de salud que se pretenda hacer del producto y que induzca al consumidor a engaño.

Según estas normas las etiquetas de los alimentos deben incluir de manera obligatoria la siguiente información para asegurar que sea clara y concreta:

  • Nombre del alimento específico.
  • Tratamiento al que ha sido sometido.
  • Lista de ingredientes en orden decreciente de contenido.
  • Ingredientes alérgenos o que causen intolerancias (huevos, la soja olos crustáceos).
  • Aditivos alimentarios.
  • Contenido neto y peso escurrido en volumen y peso.
  • Nombre y dirección del fabricante.
  • País de origen.
  • Identificación del lote.
  • Instrucciones de conservación.
  • Fecha de consumo.
  • Instrucciones de uso si las hubiera.
Importancia de los nutrition facts en la etiqueta

¿Qué implica el etiquetado limpio o Clean label actualmente?

El etiquetado limpio o Clean Label (al igual que el Codex Alimentario) busca la veracidad en la información de las etiquetas de los alimentos. Esta tendencia puntera en el sector desde hace ya un tiempo, es largamente conocida en Amerex.

Al igual que las normas mencionadas anteriormente, en Amerex nos caracteriza la transparencia con nuestros clientes a la hora de hablar de nuestros productos. Con más de 40 años de historia en el sector, nuestro objetivo ha sido investigar y diseñar productos a medida para todo tipo de alimentos. Gracias a eso el 95% de nuestros productos son clean label.

La seguridad y calidad alimentaria no tiene por qué estar reñida con una etiqueta limpia de aditivos. En Amerex contamos con la gama Biamex o Safemix, cuya finalidad es asegurar la protección del alimento pudiendo retirar/disminuir el uso de aditivos; o la gama Fermitrat de starters de maduración para embutidos.

Si quieres conocer más sobre nuestros ingredientes clean label, ecológicos y veganos, no dudes en contactarnos!

  • Puedes enviarnos un correo a: imasd@amerexingredientes.com
  • Llamarnos al teléfono de contacto: +34 91 845 42 14
  • Rellenar el formulario a continuación:

Contáctanos

0 + 3 = ?

ETIQUETADO DE ALIMENTOS Y CÓMO AFECTA A LAS DECISIONES DEL CONSUMIDOR

¡Bienvenidos un día más a nuestro Blog! A finales del año pasado la FAO ha publicado una propuesta de norma para actualizar la definición uno de los claims más de moda en el contenido nutricional de los alimentos, el que se refiere al término «saludable». Esta actualización sobre la definición de «saludable» en las etiquetas de los alimentos es un tema muy interesante y relevante para la industria alimentaria, ya que proporcionar un etiquetado de los alimentos informativo y accesible capacita a los consumidores y puede ayudar a fomentar un suministro de alimentos más sanos para todos. En este post vamos a poner en contexto esta propuesta y destacar de nuevo la importancia del etiquetado transparente y limpio para los consumidores.

¿Qué significa «saludable» en las etiquetas de los alimentos?

En 1994, la FDA emitió una normativa en la que se definía «saludable» como una declaración implícita de contenido en nutrientes. En aquella época, las alegaciones implícitas de contenido en nutrientes se centraban en los nutrientes individuales contenidos en los alimentos. Por ejemplo, estos criterios específicos para los nutrientes individuales que deben cumplirse en el alimento para declararse como “saludable” son: límites de grasa total, grasa saturada, colesterol y sodio, y cantidades mínimas de nutrientes cuyo consumo se fomenta, como la vitamina A, la vitamina C, el calcio, el hierro, las proteínas y la fibra dietética.

Sin embargo, esta definición actual de «saludable» ha quedado desfasada. Se propone esta actualización del término para representar con precisión que los niveles de los nutrientes en el alimento pueden ayudar a los consumidores a mantener prácticas dietéticas saludables, ya que en Estados Unidos, las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta son las principales causas de muerte y discapacidad.

Comida vegetariana, sana y equilibrada. Imagen de Freepik

¿Qué cambios se están proponiendo en la definición de «saludable»?

Los cambios propuestos en la definición de «saludable» están en consonancia con las Guías Alimentarias para los Estadounidenses, 2020-2025 y la actualización de la etiqueta de información nutricional, centrándose en el consumo de elementos clave de un patrón dietético saludable, que pueda ayudar a los consumidores a mantener prácticas dietéticas saludables, y lograr una dieta ajustada a las recomendaciones.

Por ejemplo, para incluir la alegación «saludable» en el envase, un cereal tendría que contener una determinada cantidad de cereales integrales y respetar los límites de grasas saturadas, sodio y azúcares añadidos. Los frutos secos y las semillas, el pescado con alto contenido en grasa, como el salmón, determinados aceites y el agua son ejemplos de alimentos que actualmente no pueden etiquetarse como «saludables», pero que forman parte de un patrón dietético saludable y están recomendados por las Guías Alimentarias, por lo que podrían llevar la declaración «saludable» según la propuesta de nueva definición que anuncia la FAO.

Por tanto, muchas empresas alimentarias podrían acogerse a este claim, siempre y cuando este etiquetado de los alimentos sea certero, transparente, informativo y accesible para los consumidores, incluidos los que tienen menos conocimientos de nutrición, y estos puedan identificar los alimentos que les ayudarán a construir patrones de alimentación saludables.

¿Cómo afecta la información en el etiquetado de alimentos a las decisiones de compra de los consumidores?

El etiquetado de los alimentos es una herramienta importante que utilizan los consumidores para tomar decisiones informadas sobre los productos que compran. La información que se proporciona en las etiquetas de los productos, incluyendo la lista de ingredientes, puede afectar significativamente a su decisión de compra. Por ejemplo, la nueva definición de “saludable” fomentará un suministro de alimentos más sanos que incluyan frutas, verduras, lácteos y cereales integrales, y limiten las grasas saturadas, el sodio y los azúcares añadidos en sus productos, y los consumidores podrán tener la capacidad de elegir en función de esto.

En particular, la tendencia clean label ha llevado a un mayor enfoque en la transparencia y simplicidad de las etiquetas de los productos. Los consumidores buscan etiquetas claras y concisas que les permitan entender fácilmente lo que están comprando, y al proporcionar información transparente y detallada sobre los ingredientes de los productos, los fabricantes de alimentos pueden ganar la confianza de los consumidores y fomentar una relación de lealtad a largo plazo con ellos. Por lo tanto, el etiquetado adecuado de los productos es una parte esencial del éxito en el mercado de alimentos y bebidas.

Muestra una mujer viendo la etiqueta de un zumo. Imagen de Freepik

¿Cómo pueden las empresas de la industria alimentaria adaptarse a los cambios en el etiquetado clean label?

Para adaptarse a los cambios en el etiquetado de productos clean label, las empresas de la industria alimentaria pueden considerar varias estrategias. En primer lugar, es importante revisar y actualizar las etiquetas de sus productos para garantizar que cumplan con las nuevas regulaciones. Esto puede implicar la eliminación o reducción de ingredientes artificiales y aditivos, la simplificación de la lista de ingredientes y la inclusión de información más clara sobre el origen y la calidad de los ingredientes.

Otra estrategia que las empresas pueden adoptar es trabajar con proveedores de ingredientes de alta calidad y transparentes. Esto puede ayudar a garantizar que los productos sean más sostenibles y saludables, lo que a su vez puede mejorar la confianza de los consumidores y la percepción de la marca.

Además, es importante estar al tanto de las tendencias emergentes y las demandas cambiantes de los consumidores. La industria alimentaria es dinámica y las empresas deben ser capaces de adaptarse rápidamente a los cambios en las preferencias del consumidor. Por tanto, el desarrollo de nuevos productos o el ajuste de los productos existentes para satisfacer las demandas de los consumidores están a la orden del día.

En resumen, las empresas de la industria alimentaria que lo requieran pueden implementar el etiquetado clean label mediante la revisión y actualización de las etiquetas de sus productos, la colaboración con expertos en ingredientes de alta calidad para crear soluciones innovadoras y personalizadas, y el monitoreo constante de las tendencias y demandas de los consumidores para sacar al mercado nuevos productos. Al hacerlo, es lógico pensar en una mejora en la percepción de tu marca al satisfacer las necesidades de los consumidores que buscan alimentos más saludables, sostenibles y transparentes.

¿Qué podemos hacer desde Amerex para ayudarte a mantenerte a la vanguardia en el etiquetado limpio de los alimentos?

En Amerex entendemos la importancia de ofrecer soluciones innovadoras y de alta calidad que se adapten a las necesidades cambiantes del mercado, ahora mismo con el clean label en auge. Nuestra línea de productos incluye soluciones de etiqueta limpia, con ingredientes naturales que pueden cumplir con estas exigencias. Con estas soluciones podemos sustituir aditivos y tratamientos que se utilizan en los procesos de fabricación, como el ácido láctico o las altas presiones, con resultados exitosos y alcanzables en todo tipo de alimentos.

Además, trabajamos en estrecha colaboración con nuestros clientes para entender sus necesidades específicas y desarrollar soluciones personalizadas que les permitan cumplir con los requisitos de etiquetado clean label. Utilizamos nuestra experiencia en ingredientes y expertise en la formulación de alimentos para ayudar a las empresas de alimentos a crear productos que no sólo cumplen con las expectativas de los consumidores, sino que también son rentables y sostenibles.

¡Ponte en contacto con nosotros para conocer más sobre estas alternativas y poder desarrollar esos productos que están en línea con las tendencias actuales!

imasd@amerexingredientes.es

Teléfono: +34 91 845 42 14

Hasta la próxima

Contáctanos

4 + 3 = ?

PRESENTAMOS EL NUEVO CATÁLOGO 2020

¡Hola de nuevo a todos y bienvenidos a nuestro Blog! Hoy os traemos una presentación muy especial, en la que todo nuestro equipo ha estado trabajando y condensando mucha de nuestra bibliografía durante estos últimos meses, dando lugar a la que ahora mismo es la fuente más importante de desarrollos que tenemos: nuestro CATÁLOGO AMEREX 2020.

Amerex está a punto de cumplir 40 años ya de historia, y 40 años dan para mucho… Nuestra filosofía siempre se ha basado en dar un lugar primordial al ámbito I+D. Por ello, la innovación siempre ha ido de la mano de desarrollar nuestras propias pruebas y test y sus respectivos análisis, que nos han aportado la suficiente información como para poder sacar conclusiones avaladas.

Pues bien, ¡aquí está el resultado de todo esto! Un documento donde podrás encontrar soluciones a diversas problemáticas que surgen en todo tipo de industrias del sector alimentario, siempre bajo nuestro lema: “Para cada desafío, una Solución”. Queremos enseñaros un pequeño avance del contenido…

Empezamos por nuestro sector clave, el cárnico, encontramos algunas de las pruebas realizadas tanto con nuestros protectores como con nuestros starters:

Comparativa Control vs. ingredientes Safemix en la evolución de Lactobacillus en salchichas frescas
Hamburguesa control con tres conservantes vs. hamburguesa Safemix en la que se ha sustituido uno de los conservantes
Comparativa entre chorizos fabricados con y sin starter
Eficacia de Fermitrat-RT en el mantenimiento de color de un lomo fresco

Por otro lado, durante estos últimos años hemos puesto nuestro punto de mira en otros sectores de la industria, por el gran potencial de uso y efectividad que presenta nuestra gama de protectores. Con ellos seguro que iremos programando más y más desarrollos en los años venideros, pero podemos mostraros algunas de las pruebas hechas hasta ahora:

Comparativa en tortilla de patata con y sin protector: formación de gas y textura inconsistente
Acción sobre aerobios mesófilos de una salsa para relleno con y sin protector

¡Y aún hay mucho más! Os esperan más de 30 páginas de documentos gráficos y visuales que avalan toda la investigación con nuestros productos. ¿Quieres verlo?

CLICK AQUÍ PARA PEDIR TU EJEMPLAR

O escríbenos a: imasd@amerexingredientes.com

¡Estamos a tu disposición!

Teléfono: +34 91 845 42 14

Contáctanos

4 + 0 = ?

JORNADA VIRTUAL UNIVERSIDAD DE LLEIDA 2020 Un año más acercando la Industria Alimentaria

¡Hola a todos y bienvenidos otro día más a nuestro Blog! Antes de nada, queremos mandaros un saludo a todos muy especial, teniendo en cuenta las circunstancias a las que nos estamos enfrentando. Para poner nuestro granito de arena y poder acercarnos un poquito más los unos a los otros, venimos a contaros en esta nueva entrada de Blog algo que ya conocéis de otros años, pero que esta vez ha tenido que suceder de manera diferente… Como lleva ocurriendo desde hace varios años, nos invitaron a participar de forma presencial en la impartición de un seminario dirigido a la “Aplicación de starters en la Industria Alimentaria”, incluido en el Máster en Innovación y Gestión en la Industria Alimentaria de la Universidad de Lleida, pero cuando llegó el día, la situación en la que nos encontrábamos no nos permitió que así fuera.

Sin embargo, como muchos otros profesionales, desde Amerex fuimos capaces de desarrollar la jornada gracias al apoyo incondicional de la Universidad de Lleida, de una manera muy especial y diferente. Luciano y Alejandro, nuestros Directores Técnico y de Desarrollo de Negocio, respectivamente, quienes llevan participando durante estos años en esta actividad, aunaron esfuerzos para preparar, grabar e impartir de manera telemática la clase. Aprovechamos en este post para agradecer enormemente los esfuerzos también llevados a cabo por la Universidad, de cara a que puedan recibirse este tipo de formaciones incluso en una situación de confinamiento tan crítica como la que está ocurriendo.

En Amerex ponemos todo de nuestra parte para mostrarnos resilientes frente a la amenaza del Covid-19, manteniéndonos al 100% en todos nuestros servicios como no podría ser de otra manera. Y esta fue nuestra manera de plantar cara, aprovechando todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para que nuestros planes conjuntos puedan seguir su curso.

Una vez conseguido esto, y entrando en materia… ¿Qué es lo que pudimos aportar este año? Como siempre, se trataron temas tales como la aplicación de los cultivos starters y protectores en la industria cárnica, nuestro tema estrella que siempre queremos transmitir a los alumnos, pero también seguimos desarrollando de qué manera estamos llegando al resto de industrias del sector alimentario. En nuestras líneas generales, queremos destacar una gama de productos que hemos desarrollado en Amerex, cuyo nombre es Safemix. Los Safemix son mezclas de cultivos con ingredientes naturales, cuya sinergia resulta ser muy efectiva para frenar el desarrollo de patógenos (incluso en problemáticas graves con enterobacterias), manteniendo unas propiedades organolépticas adecuadas. Además, muchos de los productos pertenecientes a esta gama permiten la retirada de aditivos con número E, proporcionando un efecto similar pero con declaración de aroma natural.

Queremos dejaros aquí una gráfica y fotos muy ilustrativas de lo que implica la introducción de un Safemix como ingrediente para la fabricación de productos frescos.

Comparativa Control vs. ingredientes Safemix en la evolución de Lactobacillus en salchichas frescas
Gráfica 1. Comparativa Control vs. ingredientes Safemix en la evolución de Lactobacillus en salchichas frescas

Como se puede ver en esta gráfica, el recuento de Lactobacillus en salchichas frescas con dos de los ingredientes Safemix se mantiene bastante controlado, haciendo de estas un producto con vida útil aumentada y más seguro.

En la siguiente imagen vemos una comparativa de dos hamburguesas:

Hamburguesa control con tres conservantes vs. hamburguesa Safemix en la que se ha sustituido uno de los conservantes
Imagen 1. Hamburguesa control con tres conservantes vs. hamburguesa Safemix en la que se ha sustituido uno de los conservantes

La hamburguesa de la izquierda posee citrato, ascorbato y diacetato, mientras que en la hamburguesa de la derecha se ha sustituido el diacetato, de manera que contiene únicamente citrato, ascorbato como aditivos con número E, y Safemix añadido. Vemos que esta última tiene un color mucho más atractivo gracias a la combinación de los ingredientes naturales que mantienen sus propiedades organolépticas, con los cultivos que proporcionan seguridad frente al desarrollo de bacterias deteriorantes que disminuyen la vida útil del producto.

Como otra de las cuestiones, el año pasado dejamos “cargando” nuevos desarrollos para diferentes aplicaciones… ¿qué hay de nuevo ahora?

Nuevas aplicaciones de protectores en diferentes industrias del sector alimentario, como la pesquera o la de platos preparados

Durante los últimos meses hemos trabajado en numerosos desarrollos para diferentes industrias, para probar la efectividad de nuestros cultivos protectores. Entre esas industrias destacamos sobre todo la de platos preparados, y la de bebidas, donde somos capaces ya de proporcionar una variada gama de soluciones para esos sectores de alimentación. Pero sin relajarnos, continuamos haciendo más ensayos y aprendiendo día a día, con la sensación de que todo el esfuerzo que empleamos está dando sus frutos, ya que obtenemos resultados muy prometedores que nos indican que seguimos yendo por el buen camino.

Ya veis que aunque las condiciones no sean favorables, nosotros seguimos avanzando e informando de todas las novedades que tenemos, aunque tenga que ser a través de una pantalla.

¡Esperamos que estas próximas semanas os sean llevaderas y que mantengáis el ánimo bien alto! Nosotros seguimos aquí para cualquier cosa que necesitéis.

imasd@amerexingredientes.es

Teléfono: +34 91 845 42 14

Contáctanos

3 + 2 = ?

LISTERIA: UN NUEVO CASO PRÁCTICO, EN DIFERENTE CAMPO DE BATALLA

¡Saludos a todos un día más y bienvenidos de nuevo al Blog de Amerex!

Como habéis visto en nuestras previas entradas, la bacteria Listeria monocytogenes está en boca de todos, ya sea en sí misma o mediante la enfermedad que produce su infección: la listeriosis. Debido a la ingente información que ha generado este tema en los últimos tiempos, este término lo asociamos más con el sector cárnico, pero está presente en muchos más sectores. Debido a esto, hoy cambiamos el campo de batalla y venimos a concienciaros sobre su rango de acción en otra industria muy importante, y que seguramente a algunos os toque muy de cerca: la industria láctea. Concretamente, y a modo de caso práctico, esta entrada estará basada en una situación que en Amerex hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano y que nos ha generado mucho interés. ¡Vamos a contárosla!

El queso feta es un queso de origen griego y realizado principalmente con leche de oveja. Clasificándolo de una manera que nos interesa a la hora de este análisis, se considera un Alimento Listo para el Consumo (ALC), puesto que no tiene la necesidad de ser cocinado o llevado a cabo otro tipo de procesado muchas veces necesario para eliminar o reducir Listeria monocytogenes de manera aceptable. Esto hace que pertenezca a la categoría de alimentos donde la presencia de dicha bacteria es probable. Además, según modelos matemáticos integrados en ComBase, una herramienta online para microbiología alimentaria cuantitativa nacida de una colaboración entre la Universidad de Tasmania y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos – Servicio de Investigación Agrícola (USDA-ARS), el queso feta es clasificado como alimento donde el crecimiento de Listeria monocytogenes es posible (acorde a sus distintos parámetros de pH, aW y concentración de ácido láctico).

Queso feta, alimento donde el crecimiento de Listeria monocytogenes es posible

Sin embargo, existen varios artículos científicos publicados en revistas de gran impacto donde se demuestra que, concretamente el queso feta, impide de manera general el crecimiento de bacterias de esta familia y, además, generan una inactivación progresiva de los microorganismos. Estas investigaciones pueden hacer pensar a la industria que el queso feta cumple el criterio de seguridad alimentaria de Listeria monocytogenes para toda su vida útil, pero es muy necesario tener en cuenta una vigilancia centrada en los Puntos de Control Crítico (PCC) como son: nivel de contaminación de materias primas, condiciones de procesado específicas, etc… Forman parte de las barreras sobre las que hablábamos en la última entrada de nuestro Blog.

De hecho, son dichos PCCs los que generalmente contradicen, de manera parcial, la información aportada por los artículos.  En el momento en el que alguna materia prima, principalmente la leche pasteurizada, se encuentre contaminada a la hora de la maduración, encontraría las condiciones idóneas para la proliferación del agente infeccioso durante los dos primeros días. Sabiendo que, bajo ciertas circunstancias, determinadas cepas de Listeria monocytogenes pueden incluso sobrevivir a una pasteurización estándar, es una situación que más de una vez puede hacer saltar las alarmas en cuanto a la protección para la salud humana.

Cabe destacar que la capacidad de crecimiento aportada por las condiciones de los dos primeros días de la maduración permite que la bacteria tenga la posibilidad de estabilizarse en una concentración muy elevada en su tiempo de almacenamiento a baja temperatura y bajo pH. Más si tenemos en cuenta que, por encima de 1,7 ºC durante los primeros 60 días, no se puede asegurar que el queso esté libre de patógenos. Además, los parámetros de la ley mencionan que para evidenciar que en un producto no crece Listeria monocytogenes tendría que cumplir alguno de los siguientes requisitos: o pH≤4.4, o aW≤0.92, o bien una combinación de ambos parámetros: pH≤5.0 y aW≤0,94. Analizando que el queso en cuestión tiene un pH de 4.4-4.6 y aW de 0.94-0,95, se encuentra al límite de los parámetros, por lo que es posible que los superen en algún lote. En ese caso, sumándole el elemento de la temperatura anteriormente mencionado, podríamos encontrar problemas graves.

Concluyendo, y siguiendo el hilo de nuestra anterior entrada del Blog, es imprescindible tratar de conseguir un alimento 100% seguro. Es evidente que no existe una única fórmula para lograr un nivel de seguridad total. Sin embargo, cuantas más barreras interpongamos entre el patógeno y nuestro producto, mejor.

No solo en la industria cárnica y láctea, sino también en el resto de industrias que forman parte del sector alimentario y que a priori (como os hemos ilustrado en esta entrada) puedan verse seguras frente a esta amenaza, pero siempre se puede hacer algo para mejorar esa seguridad. Te invitamos a que compartas tus propias dudas, vengas de donde vengas, y te proporcionaremos un asesoramiento personalizado para hacer que tu confianza en el lanzamiento de productos se vea incrementada.

En Amerex diseñamos nuestros protectores con una tecnología especializada y desarrollando continuamente nuestro know-how, porque uno de nuestros principales objetivos a cumplir es construir un conjunto de barreras que sean infranqueables para cualquier microorganismo dañino.

Una vez más… ¡Aquí estamos! Nos vemos en la próxima entrada.

imasd@amerexingredientes.es

Teléfono: +34 91 845 42 14

Contáctanos

1 + 7 = ?